martes, 15 de marzo de 2011

Breve historia de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X (Parte XXII)

En 1989 son ordenados en Ecóne, 34 nuevos sacerdotes, entre ellos:
Ø Francois Castel (francés)  
Ø José Ma. Mestre Roc (español)
Ø Oliver Berteaux (francés)
Ø Crain Bufe (zimbawe)
Ø Coenraad Daniels (sudafricano)
Ø Wolfgang Dickele (alemán)
Ø Bruno Isenmann (alemán)
Ø Burkhard Kaldenback (alemán)
Ø Francois Knittel (francés)
Ø Phillippe Lovey (suizo)
Ø Robert Matheus (belga)
Ø Markus Pfluger (suizo)
Ø Jean-Luc Radier (francés)
Ø Guillaume de Tanouarn (francés)
Ø Klaus Wilhem (alemán)

En Winona, son ordenados los norteamericanos Paul Kimball, Timothy Pfeiffer, Paul Tague y John Young.

El 20 y 21 de mayo de 1989 tiene lugar la más grave crisis de la Fraternidad en Hispanoamérica: una salida masiva de Sacerdotes y seminaristas, la mayoría con un año o dos de estudios del Seminario argentino de La Reja. Catorce estudiantes mexicanos, entre ellos Manuel Odríz Ramírez, Salvador Velásquez Fuentes, Pedro Hugo Esquives, Luis Alberto Madrigal Madrigal, Florentino Panecatl, José Álvaro Reyes Cabrera (diácono), Urbano López, Edgard González y Jaime Siordia Portugal, así como el guatemalteco Luis Armando Argueta Rosal, y 10 sudamericanos, entre ellos el peruano Sixto Machaca Fernández (diácono), el colombiano Héctor Rodríguez y los argentinos Luis Alberto Jurado (diácono), Fernando Navarro, Julián Espina Leupold, Hugo Daniel y Juan José Squetino Schattenhofer, Carlos Augusto Ercoli, Diego Lima y Gerardo Granero, de un total de 45 seminaristas, junto con 6 sacerdotes, abandonan la Fraternidad argumentando relajamiento de la disciplina y criticando la posición ambigua de la Fraternidad respecto del reconocimiento de Juan Pablo II como legítimo Papa.

Los seminaristas que se quedaron, eran los mexicanos Gustavo Quintanar Rivera (ordenado al año siguiente), Juan Carlos Luna Navarrete, Marcelo Cohetero Terán (quien saldría al poco tiempo y fuera ordenado por Mons. Marco Antonio Pivarunas en 1992), Bernardo Castillo, los argentinos José Ramón García Gallardo (ordenado en 1990), Fabián Ham, José María Espósito, Alejandro Contento, Alejandro Sosa, Marcelo Castro Cano, Juan José Turco, Claudio Formica, Ezequiel María Rubio, el venezolano Tomás Paz, el dominicano Porfirio Martínez, el chileno Pedro Salas, y los brasileños Pablo de Lima, José de Matos Barbosa (ordenado en 1994) y el Hno. Ángel.

Los sacerdotes que salieron eran: Andrés Morello, Antonio Félix Mathet, Alfredo Medina, Ricardo Ruiz Vallejo, José de Jesús Becerra Rodríguez y Rafael Lira Gutiérrez.

En realidad esta salida masiva fue el resultado de una grave crisis que se venía gestando desde hacía tiempo. El Superior de Distrito desde 1980 era el P. Jean-Michel Faure, bajo cuya dirección sucedieron hechos bastante confusos:

a) el rector del seminario, el P. Andrés Morello, fue sustituido en 1988 por Mons. De Galarreta, y enviado al Priorato de Santiago en febrero de 1989. Otro profesor, el P. Sergio Ruiz, fue enviado a la ciudad de México.

b) en el Seminario no se enseñaba a los alumnos sobre la infiltración judeo-masónica dentro de la Iglesia Católica.

c) se aceptaron a algunos seminaristas mexicanos tales como Juan Carlos Luna Navarrete y Abraham Medina, que a los ojos del Rector del Seminario, el P. Andrés Morello, no tenían la "idoneidad" para el sacerdocio.

Ch) el papá del P. Faure era judío y en esas fechas murió y fue sepultado según el ritual judío.

d) promovió el ingreso como seminarista de Gustavo Zonana, judío y sobrino del Rabino de Mendoza.

e) promovía al P. Álvaro Calderón Robello y al P. Ernesto Cardozo para que fueran maestros en el Seminario, siendo ambos de origen judío (dos tíos de Calderón estaban casados con judías, y un tío suyo, hermano de su madre, recibió homenajes de un instituto científico israelí otorgados solamente a personas judías)

f) designó el judío húngaro Andrés Tothvaradjay de Asboth como director de la publicación oficial del Distrito, “Roma Eterna”.

g) hasta en tres ocasiones permitió la entrada de homosexuales como aspirantes al  Seminario, siendo el caso más escandaloso el de Carlos Urrutigoity.

h) mantenía relaciones con las familias judías brasileñas Rosen y Fleichman.

Desde 1988 el P. Sergio Ruiz se dio cuenta de esto y viajando sin permiso del P. Faure fue desde México a Ecóne a exponer la situación a Mons. Lefebvre, quien le pidió que le entregara un informe detallado al P. Schmidberger, Superior General de la Fraternidad. Así se hizo y el resultado fue que Schmidberger defendió a Faure y acusó a Ruiz de calumniador. Entonces el P. Ruiz viajó de nuevo sin permiso a Chile para contactar al P. Morello y juntos viajaron a Ecóne para volver a hablar con Mons. Lefebvre. Como éste no les hizo caso, ambos armaron expedientes completos con todas las pruebas y los mandaron a todos los superiores del Distrito. La respuesta fue que la Fraternidad expulsó formalmente al P. Sergio Ruiz. En el Seminario, el P. Schmidberger personalmente expulsó al seminarista Abraham Medina la mañana del domingo 20 de mayo, siendo éste el detonante para que 20 estudiantes más decidieran irse.

Algunos de ellos (Manuel Odríz Ramírez, Salvador Velásquez Fuentes) todos mexicanos, acuden con el antiguo Rector del Seminario, el P. Morello, y fundan el “Seminario de Nuestra Señora de Guadalupe”, en el poblado de El Bolsón, provincia de Río Negro, en  la patagonia Argentina, con una mística jesuítica, formando la Congregación denominada “Compañía de Jesús y de María”, adheridos a la tesis de “cassiciacum”.

En 1996 Mons. Martínez ordena en Guadalajara a Manuel Odríz, Salvador Velásquez y a Luis Alberto Madrigal. Este último decide quedarse permanentemente con Monseñor, mientras los 2 primeros regresan a la Argentina con el P. Morello. El 16 de Junio del 2001 Mons. Martínez ordena en Guadalajara a Adán Martínez, Noel Ramírez y a Rigoberto Sánchez Mariscal. Ya antes había sido ordenado Pedro Hugo Esquives. El P. Odríz y el P. Velásquez llegan a Guadalajara a establecer una Misión. Con esto, en total había 7 sacerdotes y 5 seminaristas en la Congregación. El 21 de septiembre del 2002 Mons. Martínez ordena a Alfredo Contreras.

En México, cuatro sacerdotes de la Fraternidad (Alfredo Medina, José de Jesús Becerra Rodríguez, Rafael Lira Gutiérrez y Ricardo  Ruiz Vallejo) la abandonan. Los tres primeros pasan a ser sedevacantistas y el último de ellos ingresa al año siguiente  al “Instituto Cristo Rey Sumo Sacerdote”, haciéndose cargo de una capilla en Madrid. Los PP. Sergio Ruiz, Rafael Lira y José Álvaro Reyes fundan el 17 de Octubre de 1995 en Guadalajara la “Obra Mariana Carmelita”, congregación religiosa que sigue la Regla del Carmen, con el objetivo principal de orar por la conversión del pueblo judío y difundir el mensaje de Fátima.

En diciembre de 1989 son ordenados en La Reja:
Ø Silviano Bernabé Uribe (mexicano)
Ø Bernardo Terrera (argentino)
Ø Porfirio Martínez (dominicano)

13 comentarios:

  1. Pufff !!!
    Y siguen las historias de "conspiraciones judías" en este caso no solo para dominar al mundo, sino el seminario de La Reja.

    Dejáte de chorradas...

    ResponderEliminar
  2. Integrista, me imagino que vos no te habras comido la historieta de Morello, Sergio Ruiz -criptojudío- en serio, Alfredo Medina el -toca monjas-, sobre los infiltrados en la Reja; todo esto fue un invento del bipolar, fabulador y lunático de Morello. Por otro lado como siempre Lefebvre sabía bien conque bueyes araba, porque de estúpido no tenía un pelo y sabia bien quienes eran estos nefastos personajes.
    El blog está bueno apesar de ser mexicano.
    Bernardo el eremita.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Bernardo,
    reconozco que este tema, el de la "revolución de mayo en La Reja", es uno de los más polemicos de la Fraternidad, al menos aquí en latinoamérica, y que siempre todos tenemos nuestra propia versión de los hechos.

    ResponderEliminar
  4. De esa revolución de Mayo que dices integrista, aquí en Mexico tenemos unos cuantos ejemplares,casi todos epíscopos como no podía ser de otra manera: Magrigal y Madrigal, Cohetero Marcelo, Sixto el peruano,Squetino, Ruiz, Argueta, etc,etc...

    Rebeca

    ResponderEliminar
  5. Estimado Anónimo,

    pues sì, en México, sin contra con EEUU, creo que es el país de latinoamérica con más fieles y clero tradicionalista en el mundo. Algunos hablan de Francia, e incluso de Alemania.

    Sin duda, muchos de los seminaristas salidos del Seminario de la Reja en mayo del 89 vinieron a engrosar las filas del sedevacantismo, aunque muchos han tomado caminos diferentes.

    Yo en lo personal, creo que hay más obispos de los que debiera haber, y critico en especial que la mayoría no hacen un trabajo pastoral con los jóvenes, ni buscan vocaciones, ni mucho menos escriben cartas pastorales a sus fieles. El uso de la tecnología en la mayoría de los casos es desconocido.

    Pero también se que de alguna forma, todos trabajan a favor de lo mismo.

    En todo caso, en el día del gran juicio, cada uno le tendremos que dar cuentas a Dios, y los pastores de almas, mucho más que los simples laicos.

    Suyo en Cristo NS

    ResponderEliminar
  6. Todo Por María.
    Hermanos en Cristo:
    Toda rama seca e inútil que no produce buenos frutos será cortada y echada al fuego. Así el resto del árbol adquiere fuerza y produce buenos frutos. Yo conocí muy de cerca a todos los que salieron, como que viví varios años con ellos (Parte de la historia no documentada en la Breve Historia Parte XXII). A mi buen ver todos han dado fruto bueno. Es difícil satisfacer todos los gustos. Los menos somos felizmente casados y ejemplo para nuestros hijos y la sociedad (Para la Mayor Gloria de Dios). Sin embargo, la mayoría de mis hermanitos fueron ordenados sacerdotes y algunos de ellos han adquirido la plenitud del sacerdocio por la gracia de Dios, quizas sean rudos como San Pedro, o audaces como Juan y Santiago, pero fueron elegidos porque la miés es mucha y los obreros pocos. Como saber si son buenos? Por sus frutos los reconoceréis. Amén.

    ResponderEliminar
  7. Apreciado anónimo del 22 de Abril,

    muchas gracias por leerme. Y coincido contigo. Yo se muy bien que entre los diversos grupos tradicionalistas hay muchas diferencias, la mayoría de tipo personal más que doctrinario. Yo en princpio respeto a todos los que hacen algo y trabajan, a su manera. Creo que el mayor pecado en el que podemos caer es en sólo criticar y no hacer nada. Por eso he publicado historias, lugares donde se celebra la Misa, y ordenaciones y consagraciones de los diversos grupos.

    ResponderEliminar
  8. Está interesante tu blog, aunque tiene muchas cosas que son media verdad y algunas no son verdad del todo. Ejem: Mons. Lefebvre aunque santo fue engañado por algunos de sus grandes superiores que han practicado mucho el método de la adulación y se prsentaban como los más fieles a él sólo por táctica.2- El P. Sergio Ruiz nunca fue expulsado de la Fraternidad, él se fue por inicitiativa propia. El P. Ricardo Ruiz nunca perteneció a ese grupo de Morello y no es verdad que salió de la Fraternidad con ellos. De estas cosas soy testigo y por ello te pruebo probar que en algunas que dices no estás bien informado. Un saludo, José Ma. M.

    ResponderEliminar
  9. Apreciado José Ma. M.,

    muchas gracias por leerme, y por las cosas que me dices. En cuanto a que Mons. Lefebvre fue engañado por algunos de sus grandes superiores, puede que sea cierto. No lo afirmo, ni lo niego, pero es lógico y normal que en toda obra humana hay diferentes puntos de vista, y nadie está exento de ser víctima o culpable de manipulación. En lo personal creo que Mons. Lefebvre nunca quiso separarse de la jerarquía romana, pero las circunstancias lo aislaron cada vez más.
    Por otra parte, lo que dices acerca del P. Sergio Ruiz, debod ecir que fue él mismo quien me contó en alguna ocasión hace muchos años, en el sentido de que él había sido el primer sacerdote expulsado de la Fraternidad. Y lo que dices sobre el P. Ricardo Ruiz, tienes toda la razón, y corregiré mi texto.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  10. Los seminaristas a que te refieres en el inciso "c" no llegaron nunca a ordenarse, lo que no significa que sean "malos". Ese calificativo no debería caber, en mi humilde opinión, en una crónica tan interesante como la que haces.

    Tampoco entran a los seminarios de la Fraternidad las personas dizque "recomendadas" por tal o cual persona o familia. Ese dato es erróneo. Cuando alguien considera tener vocación, primero es analizado en el priorato de su país como candidato viable (sin necesidad de la MENOR "RECOMENDACIÓN"), y más tarde la vocación se definirá de una manera definitiva en el propio seminario. No se emplean ni se siguen las SUPUESTAS "recomendaciones" como las que erróneamente señalas.

    Otro dato más: Que algún seminarista sea despedido por considerársele no idóneo, o que él mismo renucie a permanecer en el seminario, tampoco habla de que sea una mala persona o un mal católico. De hecho, los mencionados en ese inciso siguen siendo fieles -como laicos- de la Fraternidad en su país, como muchos otros casos similares en otros países.

    Felicidades por la crónica.
    Fraternalmente en Cristo.

    ResponderEliminar
  11. Apreciado anónimo del 28 de Agosto:

    Agradezco que me leas, y tus precisiones sobre los seminaristas que en mayo del 89 estuvieron en La Reja. Acepto tus comentarios en todos y cada uno de sus términos, y procedo en este acto a corregir la redacción de la crónica.

    ResponderEliminar
  12. Muy amable por la corrección que haces, te lo agradezco. Creo que si señalas "acepto tus comentarios EN TODOS y CADA UNO de sus términos", procedería también corregir lo de la supuesta y falsa "recomendación".

    Pues como ya señalé arriba: "Tampoco entran a los seminarios de la Fraternidad las personas dizque "recomendadas" por tal o cual persona o familia. Ese dato es erróneo. Cuando alguien considera tener vocación, primero es analizado en el priorato de su país como candidato viable (sin necesidad de la MENOR "RECOMENDACIÓN"), y más tarde la vocación se definirá de una manera definitiva en el propio seminario. No se emplean ni se siguen las SUPUESTAS "recomendaciones" como las que erróneamente señalas".


    De antemano te doy las gracias.

    Fraternalmente en Cristo

    ResponderEliminar
  13. Pudiera por favor ampliar la información de Rubén Calderón Robello.

    Es necesario conocer los nombres de sus tías y tío hebreos.

    Gracias.

    ResponderEliminar